¿Cómo calibrar un espectrofotómetro exactamente?

Una graduación óptima en el espectrofotómetro es como el paso 0 que aplica cualquier ámbito de la vida, en el cual si ese detalle no lo haces bien, todo lo demás resultará fatal. ¿Ejemplo de ello? Llegar tarde al trabajo. De hacerlo, la empresa no confiará en esa persona

Lo mismo sucede aquí: si no la calibras exactamente como deberías, los resultados obtenidos no serán los reales, siendo nefasto para esa empresa que quiere saber que rango de color concreto esta tintado esa alfombra, capó del coche o cualquier otro elemento que este tapizado por un color

PD: Este proceso es aplicable para los modelos de espectrofotómetros más portátiles y ligeros del mercado. Descubre que es lo que tienes que hacer, paso a paso, para obtener unos resultados 100% verídicos:

1. Comprueba que tenga una tapa

Esta es la encargada de sostener el espectrofotómetro en plena etapa de procesamiento de calibración. Se ancla por 4 lados y en una disposición horizontal. Procura que el nivel de luz que haya en ese momento en el lugar sea neutro, que no haya ni sombras ni focos de luz más alumbrados y menos alumbrados

¿Por qué te decimos esto? Porque te ayudará a obtener una información más precisa de la medición del color. Además, al tener un sensor muy sensible a los fenómenos externos, tales como la humedad o el calor, es necesario hacer comprobaciones de tanto en cuando para ver si no se ha descalibrado. Lo óptimo es hacerlo a diario, y como mucho, cada 3 días

2. Verifica el estado de la batería

El proceso no suele demorar más de 30 segundos, a no ser que la zona este poco iluminada, que en esos casos puede demorar un par de minutos. En la parte superior derecha del panel, podrás ver el estado de la pila. Ello aparece tintado en una especie de verde claro

Mucho cuidado con esto: Hay modelos, especialmente los más antiguos, que precisamente de ese uso intenso que se ha hecho durante años, a mitad de la batería se puede apagar, claro signo de que la batería necesita un reparo. Si es un modelo nuevo, no te preocupes de esto. Ahora, si es un modelo antiguo, procura que la pila siempre esté 100% cargada

3. Cerciórate del estado de la lente

Acabas o estás a punto de comprobar el estado de la batería, la parte interna mas importante del proceso. Y ahora vamos con la parte externa más significativa. De nada sirve que el espectrofotómetro este mirando rectamente el punto concreto a medir y que la batería este llena, si luego la lente no está lo suficientemente limpia

Para ello, agarra un paño de micro-fibra anti-pelusilla y anti-rallados. La lente no puede presentar ningún tipo de mota de polvo ni muchísimo menos rasgaduras, que pueden ser irreversibles para no ser cubiertas por la garantía. También puedes hacer uso de un trapo para limpiar lentes de cristal de ver. Solo asegúrate de desinfectarlo pasando por lejía

4. Accede al apartado de »ajustes»

Esto puede variar según el modelo, pero normalmente, el logo aparece representado como esa rueda, ese engranaje, que vemos en software de Apple o Android. El panel de notifaciones de Xiaomi es un ejemplo de ello para que veas a lo que nos referimos. Cuando cliques, verás varios apartados. Uno de ellos te pondrá algo así como »Calibración». Clicas ahí

Verás un mensaje que te dirá que la calibración ha caducado. Esto es sinónimo de que el foto-sensor ha sufrido cambios importantes, siendo vital que sí o sí lo calibres. Para la puesta en marcha del proceso, haz clic en un botón coloreado que dice »Calibrar». Antes de iniciarse, se te preguntará si estás seguro de hacer llevar a cabo el calibrado. Le darás a «Sí»

5. No toques nada ni hagas movimientos bruscos durante el computado del calibrado

Esto es obvio, pero es que los seres humanos, por naturaleza, tendemos a desviar nuestra atención con una facilidad pasmosa, casi de manera inconsciente. Desde espectrofotometros.org, te recomendamos que te vayas hacia atrás un metro aproximadamente, y si hay más personas presentes en la sala, el mismo procedimiento tienen que hacer

También es importante que el material este acoplado al suelo, una superficie idónea para que el armazón encargado de sostener el espectrofotómetro no presente desniveles indeseados, evitando la caída en medio de la tasación del color. Por medio de un porcentaje, verás cuanto lleva completado a cada momento

6. Constata si el proceso se ha realizado con éxito

Con un tic verde (algo así ✅), será sinónimo de completado con éxito. En ocasiones, te puede salir otro tipo de notificaciones donde se te dice que la lente no está en buen estado o hay alguna parte del tapizado algo desgastada. Siempre tienes que procurar situarlo en esa parte donde esté limpia y 100% uniforme en aspecto, que no presente zonas ligeramente ondeadas

Posteriormente, tendrás que darle a guardar. En condiciones óptimas y automáticamente, el calibrado se mantendrá en 15-20 días. Luego, se borrará de la base de datos. Durante esos días, no te saldrá el mensaje de que el calibrado caducó

6. Durante 10-15 días, mantén la lente ajena a superficies y protégela con una cubierta

Esto va a ser inevitable que suceda, pero si no quieres estar a diario haciendo el procedimiento, es vital que la lente esté siempre apuntando hacia arriba, no toque superficies de cualquier tipo, por más que pienses que está limpia, y siempre resguardándola con una especie de recubierta, capaz de proteger frente a ventiscas, motas de polvo o cualquier tipo de sustancia microscópica

Lo ideal es que lo forres con un material sintético previamente desinfectado. Cada vez que vayas a sacar el espectrofotómetro durante esos días, tirar ese material y ponerle otro nuevo, haciendo el mismo procedimiento de desinfección. Hazlo cada vez que lo vayas a utilizar durante ese plazo de 10-15 días

Cualquier otra duda que tengas acerca de la calibración de tu equipo de espectrofotómetros, nos puede contactar en nuestro formulario de contacto y con gusto te atenderemos. Estamos 24 horas a total disposición para ti 😉